Enigmas del Jarama

El río Jarama (frontera en bereber), como cualquier río que se precie, guarda secretos y leyendas que  ni la Naturaleza ni la Historia explican. En las noches de invierno, el abuelo los contaba al amor de la lumbre y así se han  conservado en La Ribera.

La Poza de los Cuarterones está situada a unos doscientos metros del Monasterio de Bonaval en el sentido de la corriente. Se conoce de “toda la vida” con este nombre porque en la margen derecha hay una decena de sillares de caliza tallados. ¿De donde provienen?  Unos cincuenta metros antes, en la margen izquierda, y sobre un cascajal (pedregal)  hay desde siempre dos vigas de hierro,  de gran tamaño y semienterradas.  ¿Qué hacen aquí?

Algunos comentan que sillares y vigas proceden del puente de Bonaval (tan deteriorado como el Monasterio), y que la riada los trajo. Debieron ser dos las avenidas: la primera trajo los sillares y otra las vigas que sirvieron para reconstruir el puente después de la riada anterior. Tuvo que ser antes de la República; la historia posterior del puente es conocida y hay recuerdos de grandes riadas en aquellos años.

¿Por qué no hay documentación sobre el puente?  Hay otro con el mismo nombre en Villafranca de los Barros (Badajoz) .

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Enigmas del Jarama

  1. Agradecerle su visita y comentario en ArteTorreherberos. La Verdad es que su página también es una delicia para difundir los atractivos de esta rica zona del centro de España; no conozco esta zona, sólo estuve una vez en Guadalajara, y me gustaria conocerla. Reciba un cordial saludo.

    Me gusta