Cogiendo aceitunas

Es una de las frases más  repetida estos días, tanto en  pueblos como en  plazas y centros de la tercera edad de Guadalajara. Las olivas ya están maduras y los mayores regresan a sus pueblos a recogerlas. Luego las llevaran a las almazaras y esperaran meses a que se las paguen.

Pero  más del 50%  se quedarán en los olivos. El abandono de los campos, la baja producción (no se superan 60 kilos de aceituna por olivo, frente a 150  que se alcanza en Jaén), y unos precios ridículos lo consiguen. El coste de mano de obra es superior al precio. Por eso no se ven jóvenes en los olivares.

En Puebla de Valles, los mayores recogen la aceituna al estilo tradicional, ordeñando o vareando. Frutos y ramillas caen sobre mallas extendidas a pie de olivo; una limpieza rápida y las aceitunas pasan al saco. Proceso lento y  laborioso en el que antaño participaba toda la familia. Ahora los agricultores con sus máquinas vibradoras lo agilizan, pero en estas tierras su rentabilidad sigue siendo dudosa.

La imagen de hombres de ochenta y tantos  años vareando olivos es  una de las escenas más bella (y triste) de La Ribera.

Lar-ami

6 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Costumbres, Rincones de la Ribera

6 Respuestas a “Cogiendo aceitunas

  1. Eduardo

    Encima de ser un trabajo duro en el tiempo en que ha de hacerse, normalmente días muy frios.
    Saludos.

    Me gusta

  2. Lo vivirán, porque lo han hecho toda su vida, es una pena que tradiciones de este tipo vayan decayendo. Hoy en dia la automatización va eliminando los procesos manuales.

    Suerte que todavia podais disfrutar de ello. Seguro que el aceite es riquisimo.
    Nada que ver con los aceites de las tiendas.

    Me gusta

  3. Tan lejos y tan similar. Aquí también estamos en época de recogida. Árboles centenarios y milenarios de escasa producción de aceitunas, aunque excelente en sabor y propiedades (variedad Farga). En cambio, leña, producen un montón!. Cada 4-5 años hay que podarlos, laminando los troncos conseguimos las tablitas de los techos de las casas Art Rustic o los tacos que luego se llevan a Mallorca para hacer figuritas y venderse como algo típico.
    El aceite, con suerte, se pagará también en agosto del próximo año.

    Me gusta