Sobre el Común de Uceda

El Común de Uceda está marcado por su dependencia del Arzobispado de Toledo, cedido por el rey en 1.252 y al que perteneció hasta su disolución a finales del siglo XVI. Hecho curioso, máxime cuando Fernando III solo donaba lugares en poder de los árabes, para estimular conquistas y estabilizar límites. Esta es la historia: 

  • El 20 abril de 1.243 el rey cede al arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, las villas de Añover de Tajo (con sus aldeas) y  Baza (con sus posesiones, si bien está en tierra de moros). Si no la conquista no puede  reclamar.
  • A cambio el arzobispo de Toledo cede Muro, Dos Hermanas, Peña Aguilera, Milagros, … y renuncia a los (muchos) litigios que mantenía con el rey.
  • Fruto de estas buenas relaciones, el rey encomienda su hijo D. Sancho (con doce años) al obispo en 1245. Muerto  D. Rodrigo, en 1.250  Sancho fue elegido Administrador Perpetuo de la archidiócesis de Toledo por presiones del padre. Años después, cuando alcanzó la edad necesaria, fue nombrado arzobispo.
  • En 1252 Baza seguía en poder de moros, por lo que D. Sancho reclamó a su padre, Fernando III. En abril el rey le ofreció las villas de Uceda e Iznatoraf (Jaen)  con todas sus pertenencias (además de unas rentas)  a cambio de su renuncia a Baza.  El Infante lo aceptó el 5 de mayo. 

Una ponencia de Doña Ana María Rodrigo en el I Congreso de Historiadores de Castilla La Mancha (1.985) documenta esta parte de nuestra historia.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Sobre el Común de Uceda

  1. Eduardo

    Tengo que informarme más sobre este tema, gracias y un saludo.

    Me gusta