Aguamiel

El aguamiel era un postre típico de estos días de Santos y Difuntos en La Ribera, que desapareció con la despoblación y la utilización de medios mecánicos para extraer la miel. Solo se conserva su memoria en Valdesotos y Valdepeñas (Andrés Pérez Arribas da la receta en su libro  “Notas históricas y recuerdos del pasado de Valdepeñas de la Sierra”). 

La última cata de la miel se realizaba en la segunda quincena de octubre (la primera a finales de junio). Los panales se partían en trozos pequeños que se ponían para escurrir la miel que se recogía limpia en un recipiente. Los trozos de panal (de cera) quedaban  pegajosos y era preciso limpiarlos para su venta, por lo que se lavaban en agua fría y se les daba forma de bola.

A este agua endulzada se le añadían unos granos de anís y se le echaban  trozos pequeños de calabaza; luego se ponía a la lumbre hasta que la calabaza quedase tierna y el agua caramelizada. Así se obtenía el aguamiel que se servía frío.

Un postre parecido, que no idéntico, al arrope de la Alcarria, la meloja andaluza y/o el aguamiel valenciano.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Aguamiel

  1. Habrá que probarlo, en la próxima visita a esa zona tan bonita.

    Me gusta