Familiar del Santo Oficio de la Inquisición

En el interior de la iglesia de La Mierla (siglo XVI) hay cinco lápidas en el suelo; en una de ellas figura esta inscripción, según recoge el Inventario Artístico de la provincia de Guadalajara (ed. 1.983): 

“Esta sepultura es de Martín Merino, familiar del Santo Oficio de esta Inquisición,… Merino el heredero y de María Horcaños sus padres, y de Catalina Martinez su mujer; falleció a 14 días del mes de Diciembre de 1.616”.

El familiar del Santo Oficio guardaba al inquisidor, que le consideraba de la familia. Debía acreditar limpieza de sangre y  vida ejemplar, ser hijo legítimo, mayor de 25 años, no ser clérigo ni realizar trabajos de clase baja. Era admitido tras una ceremonia donde se le tomaba juramento de lealtad. Estaba presente en el juicio, vigilaba a sospechosos, detenía herejes, trasladaba presos, ….  

 Además de un estatus social, el familiar tenía el privilegio de llevar armas y estaba exento del pago de algunos gastos de guerra. Sorprende que Martín Merino fuera familiar del Santo Oficio de la Inquisición. Sobre todo porque en La Ribera apenas hubo judíos (conversos), a pesar de que algunos rincones puedan sugerirlo. El hecho de ser heredero del re-fundador de La Mierla y  el reciente titulo de villazgo podrían explicarlo. 

Las fotos son de la exposición de instrumentos de tortura, en el Mercado Medieval de Tamajón de 2.009.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Familiar del Santo Oficio de la Inquisición

  1. Probaste la sillita ? jeje… menuda caña !

    Me gusta