Los pleitos de Almiruete y Tamajón

Almiruete

El derecho de portazgo (paso de ganado por las ciudades sin pagar impuestos), fue otorgado a Tamajón por Sancho IV en 1289. Su pleito con La Transierra (desde 1.366 a 1.759) se inicia en Ayllón a instancias de Dª María de Portugal, madre del rey Pedro I, “por los conflictos surgidos al entrar el ganado de Tamajón en las sierras de Ranas”.

La sentencia del alcalde de Ayllón, Nicolás Pérez, establecía que: “los ganados de Tamajón podían andar, pacer y abrevar en las sierras de Ayllón, de acuerdo con la costumbre, y como lo venían haciendo hasta ese momento, respetando prados, dehesas y campos de cereal. También los pastores podían cortar la leña que necesitaran, con la condición de respetar los avellanos”

Fue ratificada por la Audiencia Real, que añadía que los vecinos del Sexmo de Transierra no debían tomar en prenda ganados de Tamajón. Sin embargo la sentencia fue difundida como prohibición. La reclamación de D. Iñigo López de Orozco, señor de Tamajón, provocó que el rey revocara la orden “por el error del escribano”, según  manuscrito de 8 abril de 1.366, firmado en Toledo y conservado en el archivo municipal.

La Historia nos ha dejado la duda de si fue un error del escribano o si la sentencia se cambió por las influencias de D. Iñigo, consejero real y hombre de pocos escrúpulos.  Máxime cuando años después desertó y se pasó a Enrique II de Trastamara, vencedor en la guerra civil con Pedro I el Cruel.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Los pleitos de Almiruete y Tamajón

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.