El fin del Común de Uceda

Felipe II se declaró en bancarrota por segunda vez en 1.575 y pidió ayuda al Papa Gregorio XIII (que debía su elección a la influencia del rey). El 4 de Noviembre el Papa le otorgó licencia para vender pueblos y vasallos.

Así en 1.581 Felipe II vendió el Común de Uceda (la villa y sus aldeas, entre ellas Valdepeñas, Alpedrete, Tortuero, Valdesotos y Puebla de Valles) a Diego Mexia de Avila. El precio se fijó en  32.000 ducados (16.000 maravedíes por vecino; 1 ducado = 350 maravedíes) y se le otorgaba el titulo de conde de Uceda. La villa tenía el derecho de tanteo:

Valdepeñas, vista desde Puebla de Valles

“Iten que si la dicha villa de Uceda y lugares de su tierra de suso nombradas se quisieron redimir y rescatar desta venta para quedar metidas e yncorporadas en nra Corona y Patrimonio Rl. Lo pueda hazer y tengan de tiempo para ello quatro meses contados desde el dia q. el dho D. Diego mexía tomase la posesion de la dha villa y tierra pagandose por la jurisdicción y rentas anexas a ellas lo mismo quel dho D.Diego oviere pagado por la dha villa y lugares …”

Uceda ejerció su derecho y el rey abrió expediente de villazgo según carta dirigida al Concejo el 28 de abril de 1.582, que afectaba al pueblo y a 12 de sus lugares. En 1.593 consigue la exención y los  pueblos de La Ribera  poco después, aunque no sin conflictos posteriores. Esto lo contaremos mañana.

Lar-ami

Comentarios desactivados en El fin del Común de Uceda

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.