La extraña historia de Saturnino Abuin

Este personaje, eterno y extraño guerrillero, se incorporó a la partida de El Empecinado en el verano de 1.809, huyendo de la justicia. Participó en varios combates y perdió el brazo en el Casar de Salamanca (de ahí que fuera llamado el manco Abuín). Ya comandante, a finales de 1.810 lidera en Sigüenza una protesta por no recibir el ascenso que, a su criterio, tenía bien merecido.

En enero de 1.811 es cogido en Tamajón por los franceses con más de 40 hombres a caballo, que fueron  enviados presos a Francia.  Mientras, él participa en la derrota del Empecinado en El Rebollar días después, lo que confirma la traición que no lance de guerra, como su jefe creyó en principio. Juró obediencia a José Bonaparte en Madrid y fue nombrado jefe de los Húsares Francos de Guadalajara.

Tras la derrota se va a Francia y regresa en 1.820, creando una partida realista que pronto es derrotada. Huye de nuevo y regresa con los Cien Mil  Hijos de San Luis; Fernando VII le premia dándole mando en el ejército.  Más tarde participa en la Guerra Carlista en el bando isabelino y se retira en 1.843 a Tordesillas, donde muere de repente a los 79 años sin recibir la extremaución  ¿Castigo divino?

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “La extraña historia de Saturnino Abuin

  1. Eduardo

    Realmente interesante la historia de este guerrillero, no la conocia.
    Por otro lado denota, el que fue el peor rey de la historia de España, Fernando VII, que se apoya en unos u otros para mantenerse en el poder y acaba ajusticiando a personajes como El Empecinado que lucharon por su vuelta.

    Me gusta