Retiendas y su botarga de la Candelaria

El día de la Candelas (este año 7 de febrero), la fiesta y andanzas de la botarga continúan en Retiendas, de forma parecida a como lo contaba S. García Sanz en su artículo del año  1.953: por la mañana la botarga busca a las autoridades y los acompaña a la iglesia. La procesión de la Virgen de las Candelas se celebra antes de misa; la botarga va delante, andando de espaldas y gritando “viva la Virgen Santisima”, mientras sigue con saltos y mojigangas, como si quisiera demostrar que lo hace mejor que sus antecesores.

La botarga queda fuera, mientras  la virgen entra en la iglesia  quedando junto a la puerta durante la misa. Luego es llevada al pie del altar, con la ayuda de la botarga. A la salida persigue a las mozas y les arroja pelusa de espadaña ó  paja. Por la tarde se subastan las ofrendas a la Virgen en su presencia, mientras la botarga sigue con sus travesuras.

Lo último a subastar es una gran caracola dulce, en forma de pirámide y con un pájaro en lo alto. La botarga roba el pájaro y huye al terraplén; clava la cachiporra  y sobre ella el pájaro. Una vez está la Virgen en la iglesia, los mozos  empiezan a tirar piedras para derribar el pájaro; muchas pedradas las recibe el botarga, que permanece junto a la cachiporra.

Cuando el pájaro cae, la  botarga se arroja rodando del terraplén  para llegar pronto a los que le tiran piedras. Luego sigue  persiguiendo a la gente y golpeando puertas;  cuando ve un forastero le pide limosna con humildad. Lo recogido es gastado en vino y aguardiente con los mozos en el baile.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Retiendas y su botarga de la Candelaria

Archivado bajo Costumbres, Fiestas, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.