Danzantes y botarga de La Mierla

Danzantes de Valdenuño Fernandez; cortesia de su alcalde

La fiesta del Santo Niño se celebraba en algunos pueblos de Guadalajara el 20 de enero y hoy solo se conserva en Valdenuño Fernández (datada en 1.721, se ha trasladado al domingo después de Reyes). El maestro López de los Mozos la describe en su libro Fiestas tradicionales de Guadalajara”.

En La Mierla la fiesta la organizaban los mayordomos elegidos por los jóvenes. Para recaudar fondos iban casa por casa pidiendo la cuota (dos reales, 0,5 ptas); con esto más lo recogido por la botarga cubrían gastos. Los danzantes eran cuatro más el tamborilero y el botarga; sus integrantes se mantenían durante años. Aunque ensayaban durante todo el invierno, solo salían el 20 de enero.

El botarga vestía un traje de color rojizo amarillento, con lagartos verdes bordados en mangas y perniles; de su cintura colgaban  varios cencerros. Llevaba gorro de pana y máscara de tela, que solo se ponía cuando correteaba detrás de los niños y les amenazaba con una cachiporra de crin de las mulas (aún existe el traje).

Los danzantes y el tamborilero llevaban ropa de fiesta con camisa blanca, cintas y bandas sobre el pecho. Nos falta contar como se desarrollaba la fiesta, pero esto lo haremos mañana.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Danzantes y botarga de La Mierla

Archivado bajo Costumbres, Fiestas, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.