El Vado, pueblo abandonado

El Vado, años 50

Su origen se remonta a la Edad Media con la repoblación posterior a  la Reconquista por las tropas de Alfonso VI. Situado estratégicamente, a media ladera, sobre la margen izquierda del Jarama, sus gentes controlaban el paso del río por el único lugar posible en muchas leguas: el Vado.

Gozó de importancia durante los tiempos de la Mesta (de ahí su imponente iglesia y la cita que de ella hace el Arcipreste de Hita en el libro del Buen Amor),  gracias al cobro de tasas por el paso del río. Sirva como muestra de este esplendor sus fiestas de la botarga en Fin de Año y la botarga infantil del día de Reyes, ambas desaparecidas pero bien documentadas por José Ramón López de los Mozos.

La construcción del pantano en los años sesenta produjo el abandono total del pueblo, si bien su decadencia comenzó antes, con la marcha de los vecinos a las ciudades.

Lar-ami

Comentarios desactivados en El Vado, pueblo abandonado

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.