Pinos y pinares

Aunque los planes de repoblación forestal nacieron durante la República, el proceso comenzó en 1.948 y afectó a todos los pueblos de La Ribera. El objetivo era sujetar la erosión con la puesta de pinos,  desconocidos en la zona. No solo se perdió una oportunidad histórica de repoblar con árboles autóctonos (encinas y robles) sino que algunos fueron cortados.

Pinos y pinares

Hacia el Vado

Las primeras repoblaciones se hicieron con yuntas de mulas que iban labrando la tierra y los hombres tiraban los piñones a boleo. Se utilizaron plantones para cubrir las faltas y los lugares más inaccesibles. El proceso duró décadas y se intensificó con el uso de maquinara pesada (los pinos van en surcos). Ahora los pinares cubren más de 2.000 hectáreas, gestionados por la Junta de Castilla La Mancha.

Esto generó trabajo y frenó la emigración; las tareas de conservación y prevención de incendios han permitido que algunos jóvenes se queden en la zona. Si bien la expropiación forzosa generó fuertes conflictos vecinales, hoy son una parte esencial de La Ribera.  Han cambiado el paisaje, la flora, la fauna y hasta las costumbres de nuestros pueblos.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Pinos y pinares

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.