Marcas románicas

El profesor Sanz Bueno ha realizado un estudio exhaustivo de las marcas de canteros en Santa María de la Varga (Uceda), construida entre 1.225 y 1.240, en plena transición del Románico al Gótico. Algunos monumentos de La Ribera son contemporáneos (iglesia de Beleña de Sorbe y Monasterio de Bonaval) y en ellos son visibles algunas marcas románicas.

091009 Marcas romanicas 2Los canteros desbastaban y pulimentaban los sillares en la cantera ó en el taller. Primero daban forma al bloque en bruto, luego labraban el almohadillado hasta dejarlo plano y más tarde lo alisaban. Así obtenían hiladas de sillares y esquinas contrapeadas de formas geométricas. El maestro era el arquitecto y director de obra, mientras los canteros más expertos se encargaban de columnas, capiteles, arquivoltas, arcos y ventanas.

Canteros castellanos, con experiencia acumulada en el Camino de Santiago, bajaron a Guadalajara dejando sus marcas en las iglesias románicas. Talladas en la piedra, de poca profundidad y tamaño (de 3 a 7  cms en La Varga), aparecen a finales del siglo XI, poco después de la Reconquista por Alfonso VI.

Signos iguales significan que los canteros eran de la misma hermandad. El maestro cantero disponía de una marca más sofisticada y la situaba en el interior de la puerta de entrada para que se viera bien.   Algunas marcas de la Varga se repiten en Beleña y Bonaval, como no podia ser de otra manera, ya que son contemporaneos.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Marcas románicas

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.