La repoblación después de la Reconquista

Después de la invasión árabe del año 711, en la despoblada Ribera se instalaron algunos grupos bereberes seminómadas (Muriel), dedicados a la ganadería (ovejas y cabras) y agricultura de subsistencia (huertos). Tras la Reconquista en 1.085 comenzó la repoblación para asegurar la estabilidad de la frontera (Xarama).

Puebla de Beleña

Puebla de Beleña

El proceso duró más de un siglo y siempre estuvo ligado al campo. Se crearon aldeas en las zonas más fértiles,  donde se instalaron campesinos del norte atraídos por la posesión de tierra y la exención de impuestos. A mediados del siglo XII, una segunda fase se centró en los bordes montañosos, con nuevas aldeas aprovechando tainas-chozas de pastores y potenciando las existentes con más población.

Las aldeas se bautizaron con nombres ligados a accidentes geográficos (Vadepeñas, Alpedrete, Retiendas, El Vado),  motivos vegetales (Valdesotos) ó animales (La Mierla). Otras se renombraron como punto de referencia para otras poblaciones (Puebla de los Valles, Puebla de Beleña). A veces los nuevos pobladores eran grupos familiares, como el caso de Sacedoncillo.

Valdepeñas de la Sierra

Valdepeñas de la Sierra

Una vez asentadas las aldeas pasaban a depender del rey, de un noble o de alguna orden religiosa (por donación real),  siempre bajo parámetros medievales. Así se mantenía la desigualdad clasista de la sociedad castellana. Su explotación económica,  la subordinación política a los concejos de realengo o al titular del Señorío, así como la fuerte dependencia de la iglesia lo garantizaban. (El mensaje de la portada de la iglesia de Beleña de Sorbe, dirigido a los campesinos,  es indicativo: a la salvación por el trabajo). 

Entre los años 1.130 y 1.180 se produjo una concentración de tierras a manos de los grandes señores, que así se cobraban su ayuda al rey. Quizás por esto y por las oportunidades que se abrían en las nuevas zonas fronterizas, los pequeños propietarios y campesinos libres sin tierra (collazos) abandonaron la zona dejando algunas aldeas despobladas para siempre.

Durante los siglos XII y XIII se van organizando los Comunes de Villa y Tierra, que agrupan aldeas próximas (al modo de las mancomunidades de hoy).  Pero esa es otra historia,…. que prometo contar otro día.

Lar-ami

Comentarios desactivados en La repoblación después de la Reconquista

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.