¡Puebla de Valles está guapa!

El efecto “primavera y verano como los de antes” también incide en Puebla de Valles, que muestra su cara más hermosa.  Los verdes, ocres y rojos se vuelven más intensos. Los contrastes de paisaje y de color se muestran más contundentes. Hasta el canto de los pájaros resulta más alegre, quizás porque son más visibles.

Los anocheceres resultan embriagadores por los cambios constantes de color y de forma, que cada día son diferentes. Resulta emocionante escuchar como se apaga el canto de los pájaros y comienza el cric de los grillos.

Puebla está realmente guapa, como muestran estas imágenes tomadas el primer fin de semana de julio (para que luego no se diga que nos mueve la pasión).

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara, Rincones de la Ribera

Leyendas y curiosidades de Bocígano

No nos referimos a las leyendas del Monasterio de Santuy, del que ya solo queda el recuerdo, sino a otras recogidas en un blog sobre este pueblo (que pudo ser libro, como reconoce su autor) y que merecen ser conocidas para que no caigan en el olvido:

Cortesia Jose Serrano Belinchón

Una leyenda cuenta que Bocígano fue fundado por los supervivientes de un envenenamiento masivo y casual (por una salamanquesa, que cayó al caldero) en un banquete de bodas de un lugar cercano. Leyendas parecidas se repiten en la Sierra Norte de Guadalajara, como recogen José Antonio Ranz y Jose Ramón Lopez de los Mozos (q.e.p.d.) en su libro “Despoblados de Guadalajara” con algunas variantes: sirven para explicar el abandono del lugar y el envenenamiento es intencionado.

Nosotros nos inclinamos a pensar que, como en otros casos, está leyenda enmascara una epidemia de peste (muy frecuentes a partir de mediados del siglo XIV) que provocó la llegada de gentes de otros lugares. Otra hipótesis plausible es que con el auge de La Mesta, la trashumancia requería nuevos pastos y se fundaban poblados de temporada que acabaron siendo permanentes.

  • Cortesia Tomás Gismera

    El montañero Jesús Garcia Perdices recogió en los años 70 esta historia: soldados polacos del ejército francés desertaron en la Guerra de Independencia. Al pasar por Buitrago de Lozoya, huyeron atravesando la Sierra de Ayllón, llegando a Bocígano, donde se asentaron y rehicieron sus vidas. Dicen que este es el posible origen de algunos apellidos curiosos del pueblo.

  • En 1.998, Bocigano apareció en la prensa (El Pais, 29 enero) debido al rescate de dos montañeros madrileños que se extraviaron cuando bajaban del Pico del Lobo y estuvieron perdidos 3 días

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Flores de julio en la Sierra Norte de Guadalajara

Este verano que ha comenzado atípico, por las tormentas y las bajas temperaturas, es digno de la primavera abundante en aguas que hemos disfrutado en este 2.018.

En la Sierra Norte de Guadalajara esto ha provocado retrasos visibles de un mes en flora (huertos, floración, cereales), fauna (cría de aves y corzos) y en las labores del campo (siega y huertos).

Pero quizás lo que más nos sorprende es la explosión de flores con formas y colores exuberantes, pero con tonos más apagados que en primavera.

Las imágenes están tomadas el 7 de julio en el valle de Valdelacasa en Puebla de Valles y nos sirven para confirmar lo expuesto.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

¿De donde viene el nombre de nuestros pueblos de la Sierra?

J. R. López de los Mozos y J. A. Ranz Yubero, en “La toponimia de Guadalajara: el estado de la cuestión” explican que “los topónimos surgen por factores económicos y defensivos”, sin menospreciar razones históricas y creencias populares. Pero todos los nombres tienen una etapa y cada etapa tiene sus nombres.  Si nos atenemos al origen histórico, los autores hacen una clasificación que aplicamos a pueblos y aldeas de la Sierra Norte:

  • Pre-romano: Atance, Atienza, Carabias, Condemios, Medranda, y Sigüenza (origen celta). De estos no se precisa ascendencia: Angón, Barbatona, La Barbolla, La Mierla, Palancares y Tamajón
  • Romano: Estriégana y Palazuelos. Dado que durante un largo período el latín convivió con las lenguas pre-romanas, apenas se generaron nuevos topónimos.
  • Visigodo: no hay constancia
  • Arabe: Albendiego, Alboreca, Alcolea, Alcuneza,Bujalaro, Bujarrabal, Galve, Jadraque y Pálmaces.
  • Mozárabe: Castilblanco, Castilforte, Huérmeces, Jirueque, Muriel y Sienes
  • Reconquista: Durante la repoblación posterior, a veces se se adaptó la toponimia anterior, que recuerda su origen: celta (Nava de Jadraque), pre-romana ( Arbancón, La Bodera, Bustares, La Miñosa), romana ( Congostrina, Guijosa), árabe (Almiruete, Baides). Más del 50% de los nuevos lugares fueron nombrados en lengua romance y referidos a accidentes geográficos, y/o ascendientes (Naharros, Gascueña)
  • Sin precisar (híbridos de 2 lenguas): Alcorlo, Aldeanueva, Alpedrete, Bujalcayado
  • Hasta el siglo XIX: De Fraguas pasó a ser Arroyo de Fraguas, Majadas Viejas pasó a ser Majaelrayo, la Sierra de Ranas pasó a ser Campillo de Ranas a finales del siglo XV

Otro día analizaremos el origen del significado de estos nombres. Los serranos estamos obligados a conocer nuestra historia.

Lar-am

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Quevedo en la Sierra Norte de Guadalajara

Cortesia Andrés Pérez Arribas

Los Duques de Medinaceli gozan de justa fama de mecenas. Si bien su labor de mecenazgo abarcó todo el país, (también en la Sierra Norte de Guadalajara) se hace muy presente en Cogolludo. Fue el I Duque, D. Luis de la Cerda, quien construyó el Palacio y la muralla a finales del siglo XV.

Sus descendientes continuaron esa labor y desde luego que no le desmerecieron. El VII Duque tomó bajo su protección al insigne escritor D. Francisco de Quevedo, que llegó invitado al Palacio de Cogolludo en abril de 1.637 (según parece para apartarse de la Corte por problemas debidos a su lengua mordaz ). Así lo explica Javier Davara en Nueva Alcarria el 15 de junio pasado (gracias).

Pocos días después Quevedo enfermó de fiebre, quizás debido al agua. Aunque rechazó a los médicos, los cuidados del duque y su esposa le permitieron recobrar la salud (“Sané por no curarme”, diría después). En diciembre dejó la ciudad. Según los cronistas, el escritor volvió varias veces al lugar que el denominaba “el Paraiso de Cogolludo”.

La más notoria tuvo lugar la última semana de julio de 1.643, cuando volvió para recuperar la salud y sosegar su espíritu. Jornadas de caza, rutas por los campos aledaños, paseos por los jardines y baños en la alberca del palacio, … Pero sobre todo amenas tertulias en el patio renacentista (literarias y políticas) con el Duque y su culta esposa Doña Ana María Luisa, fortalecieron el cuerpo y ánimo de D. Francisco, que marchó a principios de septiembre de 1.643 y ya no regresó más (murió en 1.645).

Si visitas el Palacio de Cogolludo y te da la vena poética, jocosa y/o literaria, no te sorprenda; es el espíritu de Quevedo, que lo impregna todo.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Costumbres, Paisajes y lugares

Bocígano

Este hermoso lugar de la Sierra Norte de Guadalajara pertenece a El Cardoso de la Sierra y es famoso por “La Machada” fiesta ancestral de origen pastoril que se celebra en agosto. Tierra de bueyes (eso significa Bocígano) también es conocido por el Pico Santuy y el monasterio que estuvo situado en su falda.  Un libro delicioso (on-line) recopila datos del pueblo con aportaciones muy interesantes:

  • Aqui nacen Jarama, Jaramilla y Bebellido (las mejores truchas de la sierra)
  • Altitud media de sus montañas > 1.500 mts, con el Rocín de 2.049 mts.
  • Según parece, su origen podría remontarse a la repoblación posterior a la Reconquista (siglo XII) como poblado de pastores.
  • Aparece por primera vez en las “Contadurías Generales de Castilla” de 1.530.
  • En el Catastro del Marques de la Ensenada (1.750) se evidencia que había muchos hijos tardanos (de padres mayores) que el autor achaca a errores en la toma de datos, aunque quizás se deba a la trashumancia (los jóvenes se pasaban la mayor parte del año pastoreando el ganado en la montaña)
  • A mediados del siglo XVIII la mayoría de los habitantes del lugar sabían leer y escribir, cuando el analfabetismo de la Sierra siempre fue muy alto.
  • La fiesta de Los Pedros, que se celebraba por San Antón, resulta peculiar. Grupos de mozas casaderas perseguían a los mozos para mantearlos; luego eran los mozos los que realizaban el manteo a la moza que pillaban desprevenida.

Ahora si que no tienes excusa para no venir a este maravilloso rincón de la Sierra Norte.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

2.018 y las fiestas de julio en la Sierra Norte de Guadalajara

Julio es el mes de la siega, de los huertos y de las labores agrícolas más duras en la Sierra Norte de Guadalajara. Los días son más largos y se aprovechan a tope. Se nota por la escasez de fiestas tradicionales.

Pero en la sociedad actual, julio es verano y vacaciones; los niños ya no tienen cole y los abuelos vuelven a su pueblo, que se llena de vida. Por ello, además de las deliciosas tertulias nocturnas en las plazas, han surgido eventos que completan un calendario muy atractivo (si faltase alguno agradecemos que lo indiquéis).

Un mes para disfrutar de las noches estrelladas al fresquito. Rutas y baños nocturnos son muy recomendables. No olvides que ¡la Sierra Norte es un paraíso al alcance de todos!

Lar-ami

Comentarios desactivados en 2.018 y las fiestas de julio en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Fiestas