Aguas de primavera

La Semana Santa vino pasada por agua (y nieve) y La Ribera se alegró, después del frío y seco invierno. Los pantanos (El Vado, Beleña y Pozo de los Ramos) recogieron agua para el verano, negándose a soltarla. Suerte que Jarama y Sorbe tiene afluentes que les abastecen.

Las lluvias y las nieves han vuelto este fin de semana. La Sierra de Concha y el Pico del Ocejón amanecieron el sábado vestidos de blancos. Continuó lloviendo todo el día para alegría de ganaderos y agricultores, aunque el turismo se ha resentido por el mal (buen) tiempo.

En las cárcavas rojizas de Puebla de Valles, el agua busca reguerillos en la arcilla formando cascadas cantarinas de vida breve y curiosa estampa por el contraste de colores. El Jarama se desborda mientras alisos y álamos echan sus primeros brotes. Bellas estampas que se disfrutan más “in situ”.

Lar-ami

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera

2 Respuestas a “Aguas de primavera

  1. Desde luego que bellas estampas, que no falte agua, ni sus dibujos como las cárcavas.
    Un saludo