El karst de Tamajón

Con una extensión de 15 kms y una  orientación Norte-Sur, es el karst de La Ribera más conocido, gracias al trabajo de los expertos que acuden con asiduidad (desde 1.969). Su interés radica en  la variedad de formas, tamaños  y colores de rocas y cavidades. Ello se debe a su ubicación (entre las cuencas del Jarama y del Sorbe) y a que se formó en periodos diferentes.

Sabemos que el proceso comenzó en el Plioceno inferior, seguido de episodios de relleno en el Pleistoceno inferior y la posterior reactivación del karst. Durante el Óptimo Climático del Holoceno (8.000 -5.000  a.c.) se produjo la formación de espeleotemas.  Hoy se considera un karst fósil.

La diversidad de simas, cuevas, abrigos, refugios, galerías, arcos, torcas, dolinas y formas caprichosas  del área más cercana a la ermita de los Enebrales (su virgen es la  patrona de la Sierra Norte) y su singular belleza le han otorgado el nombre de “Ciudad encantada de Tamajón”.  El sabinar de origen terciario, la abundancia/variedad de pájaros,  un merendero, y algunos sitios prehistóricos conforman un lugar único.

Por todo ello el karst de Tamajón  es un área interesante para escaladores, espeleólogos, observadores de aves, senderistas, católicos y visitantes. Y desde aquí iremos desvelando sus secretos.

Lar-ami

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

2 Respuestas a “El karst de Tamajón

  1. Eduardo

    Bella foto desde la cueva, cuya silueta del techo y el cielo parece el de una bruja con su sombrero, jaja.

    Saludos, felices fiesta y próspero año nuevo.